Jorge Navarro Dols

Think outside the box


Deja un comentario

¿Por qué complicarse tanto las cosas? Os presento ‘Blanco y en botella’

blanco y en botella

 

Como pongo en muchas de mis presentaciones, trabajar en marketing y vino a veces es un horror. Porque está claro que desde que nacemos alguien nos toca con una varita mágica y automáticamente todos sabemos de marketing y de vinos (¡!). Al menos eso me ha ido pasando en los últimos años en muchas reuniones con amigos. Ufff… si nos pusiéramos a escribir sobre alguna de esas anécdotas daría para un especial de posts sobre el tema.

Y por eso, cuando he tenido la oportunidad, pensé en precisamente toda esa gente que lo que le gusta es tomarse una copa de vino sin estar reflexionando sobre la procedencia de la uva, si la vendimia se hizo a primeros o finales de septiembre o sobre cualquier otro término que un amplio porcentaje de mortales desconoce.

Por poneros en antecedentes, tenía entre manos el lanzamiento de un vino blanco de Rueda. Y además, llevaba ya varios meses con la idea de lanzar un vino que de lo que se hablar no fuera precisamente del vino, sino de los momentos que se comparten, se viven, se recuerdan… tomando una copa.

Y lo primero que tenía que hacer era pensar en el nombre. En algún post anterior, hablamos sobre aprovechar todos los recursos (mirar, escuchar…) que podíamos tener alrededor. Pues bien, lo que yo tenía era:

–          Un vino blanco

–          Una botella

–          Un folio en blanco

–          Flexo

–          …

Bueno, a decir verdad, tampoco tenía mucho a priori. Sin embargo, era todo tan evidente, tan obvio… Si tenía un vino blanco en una botella, ¿por qué no lo llamamos “Blanco y en botella”? Es tan simple (y cachondo) como eso… una invitación al disfrute por encima de cualquier estereotipo creado alrededor de esos minutos mágicos que suceden con una copa de vino en la mano. De hecho la nota de cata es un claro ejemplo del concepto:

“¿Por qué nos empeñamos en hacerlo todo tan complicado? Simplemente disfrútalo. Será la más obvia elección”.

Sí, caí en la tentación de poner un QR… Os prometo que este código redirige a la explicación de este concepto. Aunque he de confesar que por generación espontánea se está creando un grupo de rebeldes (no hay estructura organizativa definida… por ahora) que apuesta por incluir un QR que redireccione a otro de tipo de páginas más “interesantes” para poder comprobar cuánta gente realmente los utiliza. Pero bueno, de eso ya hablaremos en otra ocasión.

¿…y ahora qué? ¿Un vino tinto y otro rosado? ¿Se os ocurre algún nombre para esta colección? Propuestas (se valorarán también las deshonestas) serán bienvenidas…

Anuncios


Deja un comentario

Un vino y preguntas… y más preguntas

vino

Hoy que empieza a hacer algo de sol, sin viento… se puede disfrutar callejeando por Donosti, una copa de vino, periódico y pensamientos de barra. Es inevitable observar cómo nos comportamos en un bar, qué tomamos, cómo lo hacemos… Y cuando la innovación y el vino es tu pasión, empezamos a preguntarnos por ejemplo…

¿Existen procesos de elaboración diferentes que llamen la atención del consumidor? Interesante el proyecto de Gurea Haleginak.  Un txakolí tinto que descansa en una sima de Orduña. A ver si tengo la oportunidad de hacerme con una botella y comprobar si efectivamente hay notas diferenciadoras.

 ¿El vino siempre tiene que ir en botella? Hace unas semanas me pasaron el vídeo de presentación del proyecto Gutenberg de Pernod Ricard y desde entonces no hago más que pensar cómo el vino podría llegar a los niveles de creatividad e innovación que demuestran los spirits.

… y sobre todo, ¿cómo podemos trabajar la desestacionalización del consumo de vino? Hollywood nos muestra un consumo menos formal, sin complejos…pero ¿nosotros qué hacemos realmente en este sentido? ¿Es una cuestión de producto, rituales, comunicación a nuestros posibles nuevos clientes…?

Me parece que son demasiadas preguntas.

Para empezar a responderlas con hechos, acabamos de presentar el reto Azpilicueta a los alumnos de segundo del Basque Culinary Center, los cuales tendrán que presentar el plato ideal para nuestro nuevo Azpilicueta Rosado Estoy seguro que este tipo de propuestas ayudan no sólo a la marca y a los alumnos, sino a todos los que somos testigos de esta silenciosa re-evolución gastronómica.

Espero vuestros comentarios.


Deja un comentario

Hola, me llamo Jorge, y trabajo en marketing y gastronomía

azpilicueta

Aparentemente parecerá que es una presentación sencilla, como si de un club se tratara. Pero trabajar en marketing y en gastronomía es la combinación maléfica para convertirte noche tras noche en el protagonista no deseado de las cenas de amigos, de negocios… Siempre intentando no entrar en el juego de ¿vaya vida tiene que ser ésa de estar viajando, catando…, eh? Diez años intentando evitar esas conversaciones. Diez años cayendo en los mismos típicos tópicos. Y es que, además, todo el mundo sabe de marketing… ¿y de gastronomía? Y qué decir de vino… creo que dentro de cada uno de nosotros se esconde un enólogo o sumiller en potencia.

Eso sí, entre nosotros, de no saber nada de estos placeres, este mundo ha pasado a ser una de mis grandes pasiones. Y es que lo que nos llevamos a la boca no sólo indica quiénes somos, sino que pone de manifiesto nuestras inquietudes. Yo, por mi profesión,  he tenido la oportunidad de degustar diversos productos, comer en grandes restaurantes y recorrer decenas de mercados de toda España.

 ¿Te apetece vivirlo conmigo?

campoviejo

Me gustaría compartir con vosotros todas estas sensaciones, vivencias…alrededor de la innovación en gastronomía, el vino… y con los protagonistas que las hacen posibles. Éste es un viaje que hacemos juntos, así que mandadme todas vuestras impresiones, sugerencias…

Perdón, supongo que lo primero que deberíamos hacer es presentarnos, ¿no? (igual tengo lectores que han llegado aquí y no saben quién soy). Pues bien, soy Jorge Navarro Dols, treinta y tantos años y que lleva más de diez en el mundo del vino de la mano de Domecq Bodegas – Pernod Ricard. Cientos de anécdotas rodean mis comienzos en esta empresa…y que iremos descubriendo poco a poco.

detallecena1

Durante algunos años he sido Director de Perrier-Jouët en España. Cuando me hablan de champagne y más concretamente de este #elixirdelosdioses (espero que uséis este hashtag en Twitter) se me iluminan los ojos. ¿Y a quién no? Por eso he estudiado el mundo del lujo y participo como profesor en el Programa Superior del Universo del Lujo en IE Business School en IE Business School y colaborador en otras Universidades como Deusto y el Basque Culinary Center.

En la sociedad actual, el lujo satisface dos necesidades; una aspiracional (tener, poseer, para demostrar un status social superior) y otra inspiracional (ser, sentir satisfacción totalmente personal). Materialismo vs. Emoción. En los tiempos actuales, debemos “desviarnos”, romper con nuestra rutina diaria, combatir el estrés… regalándonos placeres cotidianos…

innovation

Desde hace unos meses he dejado que el champagne sea un amigo, no mi trabajo (pero sí una pasión) para pasar a vivir en la “seguridad de lo incierto” (inspiración de Quique González) como Director de Innovación en Domecq Bodegas – Pernod Ricard. ¿Chulo, eh?

Lo dicho, gracias por estar por aquí… nos iremos conociendo.